¿Qué es la terapia de masaje? 

La terapia de masaje se usa comúnmente para ayudar a aquellos cuyos músculos pueden haber experimentado períodos prolongados de uso excesivo. Ayuda a aflojar las áreas estrechas y hace que la recuperación sea más rápida y fácil.

Tus tejidos blandos y tú

Sus músculos están formados por muchas fibras pequeñas y delgadas que se contraen cuando se les ordena, trabajando juntas para movilizar sus grupos musculares. Estos músculos están unidos a sus huesos por tejidos conectivos, llamados tendones, lo que les permite mover partes de su cuerpo. Luego, sus huesos están conectados por bandas resistentes de tejido conectivo, llamadas ligamentos, para mayor estabilidad. Sus ligamentos están cubiertos por otro tejido conectivo llamado fascia. Todos estos tejidos conectivos pueden denominarse “tejidos blandos”.

Los tejidos blandos ayudan a movilizar las articulaciones y le dan a tu cuerpo la fuerza que necesita para realizar tareas. Sus tejidos blandos le brindan la capacidad de hacer muchas cosas; sin embargo, también te impiden esforzarte demasiado, incluso si esa es tu intención. Estos pueden dañarse por ciertas tensiones, especialmente las causadas por las acciones repetidas dentro de la actividad deportiva. Esta terapia puede ayudar a relajar los músculos e incluso puede prevenir futuras lesiones.

Cómo la terapia de masaje mejorará tu vida

La terapia de masaje puede ser muy beneficiosa para las personas de todo el mundo. Nuestro terapeuta puede recomendar tipos específicos de masaje para complementar sus tratamientos de fisioterapia, que incluyen:

  • Masaje de tejido profundo: Este tipo de masaje relaja los músculos y sus tejidos conectivos.
  • Liberación miofascial: Este tipo de masaje crea espacio para los tejidos que pueden quedar atrapados por distorsiones o adherencias fasciales, liberándolos de la constricción.

La terapia de masaje promueve la curación de los tejidos, para que pueda volver a vivir su vida lo más rápido posible. Al trabajar para movilizar, aflojar y relajar los músculos, puede ayudarlos a mantenerse ágiles. Esto disminuirá el riesgo de futuras distensiones, esguinces y rupturas.

Sus tejidos blandos trabajan arduamente para asegurarse de que su cuerpo funcione correctamente, por lo que es importante ayudar a optimizar su salud y función.